Declaración del Foro Mundial de Pueblos Pescadores en el Día Internacional de Acción por los Ríos 14 de Marzo de 2017

March 14, 2017 | News, Statement | 0 Comments |

El Foro Mundial de Pueblos Pescadores (WFFP) celebra el Día Internacional de Acción por los Ríos reclamando a los gobiernos que implementen las Directrices Voluntarias para Garantizar la Pesca Sostenible a Pequeña Escala (VG-SSF) de la FAO para ríos y otras pescas continentales y desarrollen políticas para proteger los derechos de comunidades pesqueras continentales y garantizar su soberanía alimentaria.

Alexis Fossi / Pesc’Art – 2014 – Lobé river – Southern Cameroon

Al menos 30 por ciento de las capturas mundiales pesqueras a nivel global son de pesca continental, y casi el total de la captura la realizan pescadores a pequeña escala. En muchos países como Bangladés y Uganda, y para muchas comunidades indígenas, la pesca a pequeña escala es principalmente continental y constituye su fuente más importante de proteína animal y micronutrientes. Como tal, la pesca continental es una importante parte de la soberanía alimentaria mundial.

Aunque la pesca continental a pequeña escala comparte muchos de los retos de la pesca marina, algunos retos son específicos de la pesca continental. Es evidente la degradación de los hábitats de los peces de agua dulce alrededor del mundo causada por presas hidroeléctricas, urbanización, turismo, acuacultura industrial, especies invasoras y contaminación. A menudo, se descuidan los conocimientos tradicionales y las prácticas culturales de comunidades pesqueras continentales; pocos países tienen políticas pesqueras relacionadas específicamente con la pesca continental. Esta falta de marcos normativos que protejan a las comunidades pesqueras y el medio ambiente, junto con los intereses comerciales de empresas transnacionales, hace que las comunidades pesqueras continentales sean vulnerables al acaparamiento de tierras y de aguas. Sesenta por ciento del agua dulce del planeta se encuentra en cuencas transfronterizas, donde a menudo ocurren estos conflictos.

Alrededor del mundo, los movimientos pesqueros a pequeña escala están enfrentándose a estas amenazas a sus sustento, comida y forma de vida.

Bangladés es el cuarto productor mundial de pescado continental de agua dulce. El pescado supone un 4% del su PIB, y supone un 60% del total de demanda proteínica del país, del cual la mayoría viene de pesca continental. Alrededor de 20 millones de personas trabajan en la pesca en este país.

Según Mohammed Mujibul Haque Munir de Coast Trust de Bangladés, “Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pescadores a pequeña escala es la falta de reconocimiento legal por parte de las leyes y políticas relacionadas con el sector pesquero. Debe aún implementarse un mecanismo para identificar quiénes son realmente pescadores a pequeña escala, ya que como no hay una clara identificación, algunos individuos influyentes están apoderándose de los beneficios y los caladeros de los prestadores de servicios [el estado], firmando contratos de arrendamiento con el gobierno en nombre de las comunidades pesqueras.”

Al mismo tiempo, explica que “Los ríos y otras masas de agua se están secando como consecuencia del cambio climático, está incrementando la intrusión de salinidad, el número de especies está disminuyendo y se están destruyendo manglares.”

En Sudáfrica, como explica Carmen Mannarino, de Masifundise, los pescadores continentales a pequeña escala siguen luchando por conseguir que se reconozcan sus derechos humanos como pescadores. El régimen colonial y de apartheid hizo de los ríos, lagos y presas pertenecieran a una élite minoritaria, y en las décadas recientes están siendo dominados por pescadores recreativos, mientras el sustento de los pescadores a pequeña escala se mantiene criminalizado.  


“El pescado de los ríos es muy importante para lo soberanía alimentaria local. Es difícil acceder a nuestras aguas, pero tenemos derecho a ser reconocidos. Es nuestro deber proteger los ríos y las aguas continentales. De esta manera, preservamos algo importante del pasado de nuestros antepasados” explica Clarence Oliphant, pescadora tradicional kraal de la provincia Septentrional del Cabo y miembro de Coastal Links Sudáfrica.

En el oeste de Canadá, los indígenas luchan para proteger los ríos y los hábitats del salmón salvaje en sus territorios.

Según Dawn Morrison, de los Secwepemc, en el oeste de Canadá, y Presidente del grupo de Trabajo para la Soberanía Alimentaria Indígena

La provincial más al oeste de lo que se conoce por los colonos de Canadá es el hogar de 27 naciones de pueblos Indígenas cuya herencia biocultural está directamente entrelazada con la amplia red de ríos y arroyos que han colocado la gravilla para algunas de las mayores zonas de desove de salmón que quedan en el mundo. El salmón salvaje es nuestra comida indígena más importante y una especie clave cultural y ecológicamente, y es, por lo tanto, un indicador de salud para tierra, personas, plantas y animal indígenas que dependemos de él como comida. A su vez, la salud y la abundancia de salmón salvaje es íntimamente interdependiente de nuestra habilidad para proteger su hábitat en las cuencas donde se reproducen y migran al océano y de vuelven otra vez para completar su increíble ciclo de vida.

La salud y la calidad del agua de muchos, si no todos, los 5 principales ríos de British Columbia están en riegos por razones relacionadas con proyectos industriales y propuestas como petroleros, minería, gas líquido y natural, presas hidroeléctricas, cebaderos de salmón de jaulas de red abierta y prácticas agrícolas insostenibles.

Personas de base de todos los credos y culturas se están uniendo a los indígenas para proteger el agua y el hábitat del salmón salvaje fuera del sistema político divisorio y el control empresarial socialmente irresponsable que tiene motivación ganancial y codicia en vez de valores del ecosistema, la salud y el bienestar.”

En Paquistán, el Pakistan Fisherfolk Forum (PFF) está organizando una movilización masiva de Pescadores continentales a pequeña escala. Paquistán es otro país con muchísima pesca continental, con más de 2400 lagos, incluyendo el Lago Manchar, uno de los lagos más grandes de Asia, además del Río Indo, una de las cuencas más grandes del mundo. La pesca continental de Paquistán incluye a más de un millón de pescadores, y es una fuente alimentaria y de sustento clave para muchos más. El Pakistan Fisherfolk Forum ha movilizado a Fisherfolk para confrontar las serías amenazas a las que se enfrenta la pesca continental, como la industrialización, el turismo, las presas y la pérdida de agua dulce.

Según las encuestas realizadas por PFF, más del 50% de los recursos de pesca continental se han perdido en los últimos años. Para concienciar y conseguir acción entorno a esta crisis, el PFF ha organizado una marcha de protesta a través de 15 distritos en la Provincia Sindh del 1 al 15 de marzo, con concentraciones de más de 2000 en cada comunidad y culminando con una concentración de más de 6000 en la desembocadura del Indo. Más de un millón de personas participarán en la campaña, incluyendo legisladores, políticos, medios y movimientos sociales aliados.

Como dice Mustafa Mirani, el Vicepresidente de PFF, “Si no tomamos control del futuro y protegemos nuestras aguas continentales y nuestra pesca, perderemos nuestra pesca continental completamente.”

El grupo de trabajo de pesca continental del Foro Mundial de Pueblos Pescadores solicita los gobiernos que se aseguren de que se protegen los derechos humanos de los pescadores continentales – incluyendo mujeres, jóvenes e indígenas – y que las Directrices Internacionales para Garantizas la Pesca Sostenible a Pequeña escala se aplican al contexto de la pesca continental para desarrollar marcos normativos progresivos.

0

0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply

Copyright 2014. World Forum of Fisher Peoples (WFFP). Design by Design for development.